El próximo viernes, 10 de julio a las 23:00 h. y en la Plaza de Santiago de Villena, la Banda Municipal de Música de Villena interpretará “THE QUEEN SYMPHONY”.

La obra “The Queen Symphony” es una composición creada a partir de las melodías principales del legendario grupo de Rock “QUEEN”. El autor busca sacar a la luz la esencia de la música de este grandísimo grupo de Rock Inglés, aunque mantiene esa personalidad gracias a la temática melódica, Kashif consigue crear un sofisticado ambiente sinfónico a través de una perfecta orquestación, siendo Erik Somers quien posteriormente lo plasma de igual forma en la Banda de Música. Evento sin precedentes en nuestra ciudad y que a buen seguro, será un éxito arrollador tanto por la calidad musical como por el empeño artístico de todos aquellos que participan en el mismo.

Más de 175 personas sobre el escenario participarán en este proyecto, todas ellas con la única ilusión de sorprender a los aficionados a la música y a Queen, con un espectáculo sin precedentes en nuestra ciudad. Un trabajo desarrollado durante los últimos 6 meses, ha sido todo un reto para la Banda Municipal de Villena y colaboradores -Coral Ambrosio Cotes de Villena,  Coro de Voces de Hécula (Yecla), José Fernando Sirera, Francisco Serra y Verónica Rubio-.

Sin ninguna duda, los seguidores y amantes del grupo “Queen” disfrutarán al escuchar esta maravillosa creación artística.

                                      DELANTERA               TRASERA


El trabajo “The Queen Symphony”, según indicó su autor, empezó de manera casual. “Sentados y tocando las melodías, pensé, `Bien, esto es bastante inspirador´, y el hecho de que desencadenaba ideas musicales de manera muy natural. Volví con ellos con los sketches y se los pusieron a Brian, Roger y John (supervivientes de Queen). Dijeron que les gustaba el sonido y ¿por qué no continuar? Fue un comienzo orgánico para el proyecto”.

Los miembros supervivientes de Queen no se involucraron en el proceso creativo de la sinfonía, dejando a Khasif tener completo acceso y control de cómo las canciones tenían que ser usadas. El maestro explica, “No se involucraron artísticamente en absoluto. Supongo que tomaron la decisión de que era un reflejo personal de su material. Como creadores de sus canciones, se convertiría realmente en su trabajo. Por una parte, se ha vuelto su proyecto pero no desde un punto de vista artístico sino un punto de vista de una aprobación – apoyándome en el proceso. Obviamente, fue una labor de amor en sí misma”.

Inmerso profundamente en el proyecto, Kashif aprendió que cada canción reflejaba el distinto estilo y personalidad de los miembros de Queen. “Después de trabajar un poco en ello, parecía haber una huella dactilar en sus estructuras melódicas”, explica. “Incluso cuando analizas los enfoques individuales de Brian, Freddie, Roger y John a la hora de escribir, parece haber una firma de Queen. No puedo señalarlo exactamente, aparte he de decir que hay una clase de calidad romántica en las melodías, de todos modos. Conseguí saber realmente su clase de ADN en términos de su contenido armónico y las ideas melódicas”.

“Por eso fui a parar a las elecciones que hice porque descubrí un viaje que podría tener a través de la sinfonía. Obviamente grabar las partes de guitarra de Brian, quitando el aspecto rock de ello, fue muy interesante también. Una vez que estás tras el piano con estas cosas, empezaron a tomar una calidad más íntima”.

El sonido de Queen y el mundo de la música clásica parecían tan diferentes como la noche y el día, aunque ambos comparten su afinidad por el drama y la pompa. “Estaban ligeramente por encima de la cima, frecuentemente parodiándose a ellos mismos. Muchas bandas de los 70 como Génesis y Bowie también, eran bastante rapsódicos en sus pensamientos de todos modos. Bastante a menudo encontrarás algo sin relación completamente”.

Pero el compositor también quería retar al oyente más allá de hacer un refrito de melodías y estructuras familiares. “Pensé en entrar en pequeños retazos de cosas” explica. “En conjunto las trece canciones que dibujé a veces no son tan obvias. Es algo que quería hacer, por ejemplo, “Another One Bites The Dust” sólo aparece como un pequeño motivo de bajo. No es necesario algo que esperarías. Es más que la punta del sombrero”.

La relación de Queen con la pompa y la teatralidad fue principalmente debida a Freddie Mercury, que fue responsable de la incursión del grupo en el Music Hall y la ópera inglesa. “Creo que Freddie amaba especialmente estas artes” dice Kashif de la estrella que era un gran fan de la ópera. “Siempre tuvo esta fascinación con el teatro. Esto influyó en su forma de escribir, pienso también. Como banda, el sonido y la escala eran bastante eclécticas. Pero más que eso, te das cuenta que tienen letras inconstantes. Por ejemplo, “We Are The Champions”, si la aíslas el rock and roll te encontrarás con una sensibilidad y un liricismo. Pienso que esa es la conexión real. He tratado de preservar eso, puesto en géneros completamente diferentes. ¿Por qué lo hice? Tuve la suerte de tener el apoyo de todo el mundo en hacerlo”.

Celebrando el trabajo y su álbum correspondiente, The Queen Symphony se estrenó en directo el 6 de Noviembre del año 2002 en el Royal Festival Hall de Londres, siendo interpretada por la Royal Philarmonic Orchestra. Tocaron, recibiendo una ovación del público en pie. Asistieron Brian May, Roger Taylor y la madre de Freddie, Jer Bulsara. “Le pregunté lo que pensaría de ello y lo que cree que Freddie pensaría de ello” recuerda Kashiff de su encuentro con la Sra. Bulsara. “Me sonrió muy amablemente y dijo que creía que a él le encantaría”.

No es el único. Brian May expresó sus palabras de aprobación y elogio, como hizo en las líneas del libreto del álbum The Queen Symphony: “Estoy seguro de que se convertirá en un inmortal favorito en el repertorio de las orquestas sinfónicas, tanto amateurs como profesionales porque siempre conmoverá profundamente a la audiencia”.

Tolga Kashif ha confesado que disfrutó haciendo este trabajo: “creo que la música de Queen forma parte de la cultura de la humanidad, sólo necesitas escuchar dos notas”

El resultado ha sido satisfactorio para Kashif y también para Brian May, quien confesó que cuando le presentaron el proyecto se mostró muy escéptico, pero ahora no puede dejar de escuchar la composición “cada vez descubro matices y fragmentos de melodías nuevos”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies